Sexhop Online

Sheri’s Ranch: un prostíbulo mítico en el desierto de Nevada

Hasta los países más mojigatos tienen su rincón destinado a la liberalidad de las costumbres y a la búsqueda del placer más allá de lo que dicte la moralidad imperante. Miles de veces se ha hablado de cómo la moral victoriana ocultaba, en la Gran Bretaña del siglo XIX, un sinfín de costumbres privadas licenciosas. EEUU, tantas veces identificada con la idea de una moral férrea y estricta respecto a cuestiones de sexo, oculta en las entrañas de los desiertos de Nevada algunos de los más espectaculares prostíbulos del planeta.

Sheri’s Ranch, The Love Ranch, Mustang Ranch, Mona’s Ranch o Dovetail Ranch son algunos de los nombres de los 18 prostíbulos regularizados que pueden encontrarse salpicando la geografía de un estado, Nevada, en el que existen algunos condados en los que el ejercicio de la prostitución se encuentra regularizado desde 1971.

Que la prostitución sea legal en esos condados no quiere decir que lo sea en todo el estado. De hecho, en el capital del mismo, en Las Vegas, la prostitución está prohibida. En Las Vegas se puede jugar. En Las Vegas puedes casarte vestido de Elvis. Lo que no puedes hacer en Las Vegas, al menos de manera legal, es contratar los servicios de una prostituta. Pero siempre podrás optar por acudir a alguno de esos prostíbulos de los que hablamos. De hecho, ellos se encargarán de recogerte con alguno de sus autos en tu hotel para llevarte a lo que mucha gente conoce como “ranchos del sexo”.

De entre todos los prostíbulos que salpican los desiertos de Nevada el más famoso de todos ellos es, seguramente, el Sheri’s Ranch. Este prostíbulo, ubicado en Pahrump, una comunidad rural ubicada a unos 100 km de Las Vegas, ha abierto en múltiples ocasiones sus puertas a la prensa. Este prostíbulo ocupa varias hectáreas de terreno y está formado por un edificio principal, una piscina y una nutrida colección de bungalows temáticos.

Fundado por un antiguo detective de homicidios, el Sheri’s Ranch es toda una institución a nivel internacional cuando se habla de prostitución. Regentado por Madam Dena, el Sheri´s Ranch posee una página web en la que hace la siguiente pregunta: “¿por qué pagar por las escorts ilegal de Las Vegas cuando puedes tener una experiencia sexual legal?”

Las prostitutas que ejercen su profesión en el Sheri’s Ranch son mujeres que, según publicita Madam Dena en las entrevistas que concede, deben pasar un cuidado proceso de selección. Para poder acceder a dicho proceso, las aspirantes a trabajadoras del Sheri’s Ranch deben rellenar un formulario que aparece en la web y también enviar unas fotos de cara y de cuerpo entero. Aquellas mujeres que llaman la atención del equipo directivo del Sheri’s Ranch reciben una llamada telefónica de Madam Dena. Si Madam Dena da el sí, la prostituta seleccionada iniciará una semana de prueba. Durante esta semana, la chica seleccionada será tutelada por una “hermana mayor”; es decir, por una prostituta senior. Será la hermana mayor quien enseñe a la nueva empleada del Sheri’s Ranch los pormenores de su puesto y los trucos que debe emplear en el ejercicio de su oficio para conseguir que los clientes regresen al prostíbulo con frecuencia.

Antes de ejercer la prostitución en el Sheri’s Ranch, las trabajadoras del sexo pasan una revisión médica. A partir de ahí, las revisiones se suceden una vez a la semana. Ésa es la manera de evitar en la medida de lo posible que las enfermedades de transmisión sexual, históricamente tan ligadas a este oficio, puedan proliferar.

Las prostitutas que ejercen su oficio en el Sheri’s Ranch lo hacen como autónomas y, como tales, son ellas mismas quienes determinan el precio a cobrar a sus clientes. En el Sheri’s Ranch, ese precio nunca es inferior a unos cientos de dólares. A lo que ganen por el ejercicio de su profesión, las prostitutas que trabajan en este famosos rancho del amor deben descontar los 46 dólares diarios que cuesta el alquiler de la habitación y la mitad de sus ganancias. Es esa cantidad la que deben entregar al establecimiento.

La jornada laboral de las prostitutas del Sheri´s Ranch es de 12 horas (de las 17 h a las 5 horas o viceversa).