Sexhop Online

Ada Colau se plantea revisar las multas por ejercicio de la prostitución en la calle

La nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ya ha tomado posesión de su cargo. Ha llegado el momento, pues, de comenzar a hacer realidad las promesas electorales recogidas en el programa que la llevó a ganar las elecciones municipales del pasado 24 de mayo. Algunas de esas promesas hacían referencia a una profunda revisión de la ordenanza de civismo del Ayuntamiento de Barcelona aprobada durante el mandato del alcalde Trías y, en especial, de aquellas disposiciones que hicieran referencia al ejercicio de la prostitución en la calle.

Tras reunirse con la Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, la nueva alcaldesa barcelonesa reiteró su voluntad de realizar una profunda revisión de la ordenanza de civismo. Dentro de dicha revisión adquiriría un papel determinante la cuantía de las sanciones que, de aplicarse la actual ordenanza, deberían imponerse a aquellas mujeres que ejercieran la prostitución en la calle.

Ada Colau, en una comparecencia pública que tuvo lugar tras su encuentro con la Síndica de Greuges, recalcó cómo la aplicación de las referidas sanciones a aquellas personas que ejercen la prostitución en la calle no es un instrumento útil para mejorar la vida de dichas personas. En la mayor parte de los casos, señaló la alcaldesa de Barcelona, la imposición de esas multas no hace sino empeorar la situación de unas personas que ejercen su profesión desde una situación de extrema vulnerabilidad. Este empeoramiento de sus condiciones laborales y vitales no hace sino arrojarlas, más aún, a las redes de trata de blancas que se aprovechan de su vulnerabilidad.

Colau, que señaló su deseo de que Maria Assumpció Vilà, actualmente Síndica de Greuges en funciones, continuara en su cargo, apuntó que el problema del ejercicio de la prostitución en la calle debería enfocarse de una manera estructural. Sólo desde ese enfoque, remarcó la alcaldesa, se podrá luchar contra la trata de blancas.