Sexhop Online

21 detenidos en una redada contra la trata de mujeres nigerianas en Barcelona

21 personas fueron detenidas el pasado día 16 en una redada llevada a cabo en las poblaciones barcelonesas de Badalona, Sant Boi, L’Hospitalet de Llobregat, Mollet del Vallès, Sabadell, Terrassa y la propia Barcelona.

Según parece, la operación ha servido para desarticular una supuesta rama de una red internacional de explotación y trata de mujeres nigerianas que eran obligadas a ejercer la prostitución en diversos lugares entre los que hay que destacar las Ramblas barcelonesas.

Entre los detenidos hay 15 hombres y 6 mujeres, todos ellos de origen nigeriano y de entre 24 y 40 años de edad. Los detenidos han sido acusados de delitos de tráfico y explotación sexual, así como de amenazas y coacciones.

Según fuentes policiales, el número de mujeres nigerianas explotadas por esta red presuntamente mafiosa era aproximadamente de cien. La mayor parte de estas prostitutas nigerianas eran mujeres que, o bien no tenían los papeles de residencia en regla, o bien se hallaban en una clara situación de vulnerabilidad. De entre todas ellas, unas veinte han sido atendidas por los servicios sociales según cifras aportadas por el portavoz de los Mossos d’Esquadra, Xavier Porcuna.

Todas estas mujeres eran explotadas presuntamente por la “Supreme Eiye Confraternity”, una red internacional de prostitución nigeriana especializada presuntamente en introducir ilegalmente a mujeres subsaharianas en España. Una vez en nuestro país, esta red las obligaba a prostituirse hasta devolver una deuda que puede rondar entre los 30.000 y los 50.000 euros.

En un caso que se está juzgando en la actualidad y en el que se intenta determinar la culpabilidad o no de diez presuntos proxenetas que obligaban a mujeres nigerianas a prostituirse en la Rambla barcelonesa se ha registrado la posibilidad de que se realizaran ritos vudús para atemorizar a las mujeres y así obligarlas a ejercer la prostitución.

Todas las detenciones realizadas el pasado lunes día 16 fueron fruto de la investigación que, iniciada en mayo del pasado año, ha sido llevada a cabo por el juzgado de instrucción número 4 de L’Hospitalet.