Sexhop Online

Próximo debate sobre la prostitución de menores tuteladas en Mallorca

Una violación grupal en Mallorca durante la pasada Nochebuena fue el detonante. La violada era una niña de 13 años dependiente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, es decir, una menor tutelada. A raíz de la denuncia presentada por la misma menor, la Policía Nacional detuvo a siete implicados. Los presuntos violadores eran menores, a excepción de uno, que era mayor de edad. Entre los detenidos figuraba una menor que, al parecer, sirvió de enlace entre los violadores y la menor violada. Este suceso ha servido para destapar que, según parece desprenderse de las investigaciones realizadas a raíz de la mencionada violación grupal, serían varias las menores tuteladas por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) las que, presuntamente, estarían implicados en diferentes casos de tráfico de drogas y prostitución de menores.

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales tutela actualmente a 359 menores en 30 centros públicos o concertados. Según una información aparecida en el Diario de Mallorca, un grupo de esos menores tuteladas se prostituyen de manera regular por las calles de Palma prestando sus servicios en bares, pisos ocupados y hoteles de alto nivel a cambio de dinero, droga o incluso teléfonos móviles.

Al hablar de las menores tuteladas que se prostituyen en Mallorca se ha especulado sobre la posibilidad de que tras todos estos casos de prostitución de menores existiera una red organizada. Los trabajadores del IMAS, que se lamentan de la falta de medios para poder controlar de una forma más estrecha y eficaz el comportamiento de las menores tuteladas, no creen que exista una trama organizada tras estos casos. Por el contrario, ellos apuntan a que todo es fruto más bien de una actitud común entre las menores acogidas por el IMAS, adolescentes conflictivas y con una actitud muy hipersexualizada que ejercen la prostitución sin reparos. Que se considere que muy probablemente no exista tras estos actos una verdadera trama no impide que, en algunos casos, hayan menores o adultos que, aprovechándose de la situación, no hayan sacada algún tipo de rédito al actuar como intermediarios entre dichas menores tuteladas prostituidas y sus clientes.

La información publicada por el diario mallorquín no hacía sino sacar a la luz algo que era poco más o menos que un secreto a voces dentro de la ciudad. Diario de Mallorca apuntaba incluso en su información (que fue publicada el pasado 13 de enero) que los propios trabajadores del centro de acogida Es Pinaret sabían que varios chicos del mismo se encargaban, comportándose en ocasiones como proxenetas, de introducir en el mundo de la prostitución a sus propias compañeras del centro de acogida.

Según se desprende de las investigaciones, las menores tuteladas prostituidas son adolescentes cuyas edades oscilan entre los 13 y los 17 años. Todas ellas tienen algo en común: todas han sido acogidas por la Administración y todas han sido víctimas de abusos sexuales, maltrato o agresiones. Estas menores, así como aquéllas que han sido desatendidas por sus familias, han sido acogidas por la Administración balear, viviendo muchas de ellas en libertad, es decir pisos que son propiedad de la Administración. Que el propio IMAS haya reconocido de momento la existencia de 16 menores tutelados prostituidos (15 niñas y un niño), da cuenta de la gravedad del caso.

El escándalo, lógicamente, se ha convertido en un escándalo político. Para la oposición al Gobierno autonómico balear, encabezado por el PSOE, éste no ha hecho lo suficiente por investigar y aclarar si lo que se dice que sucede en el centro de acogida Es Pinaret respecto a las menores tuteladas prostituidas es cierto o no. Es más: la oposición acusa al Gobierno balear de ser cómplice de esos sucesos al haber votado en contra, en dos ocasiones, de llevar a cabo auditorías que sirvieran para investigar el funcionamiento del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales y su responsabilidad, por dejación de sus funciones, en los casos de prostitución de menores tuteladas.

Diversos medios de comunicación cercanos ideológicamente a las posturas de los partidos de la oposición han resaltado, a raíz del escándalo, cómo dichos partidos (han expresado en más de una ocasión en los últimos años la necesidad de investigar los procedimientos de tutela y adopción en las Illes Balears y de realizar aquellas reformas normativas que, desde su punto de vista, fueran necesarias para mejorar los servicios de Menores y Familia. Esas propuestas, han resaltado dichos medios, han sido desestimadas por las autoridades baleares. Éstas, sin embargo, y ante la gravedad de los hechos investigados, han solicitado al Consell de Mallorca (parlamento autonómico balear) que celebre mañana viernes un pleno extraordinario para tratar los casos de prostitución de menores tuteladas. En dicho pleno comparecerá quien en este momento es el presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, Javier de Juan. Este pleno, solicitado por el Gobierno balear, se sumará al ya solicitado por la oposición.