Sexhop Online

Próximo estreno en Madrid de una obra de teatro sobre la prostitución

Prostitución. Sin duda, el título de la obra que Andrés de Lima, último galardonado con el Premio Nacional de Teatro, estrenará la próxima semana en el Teatro Español de Madrid, es bien explícito sobre el argumento alrededor del cual girará la misma.

Para dar lugar a esta obra, Andrés de Lima, junto a varios miembros de su equipo y con la colaboración de la periodista Carolina Cubillo, ha estado entrevistando a prostitutas durante dos años. Las entrevistas se iniciaron con trabajadoras sexuales que ejercen su profesión en el polígono Marconi, uno de los lugares más conocidos del mapa de la prostitución en Madrid.

En base a los testimonios recogidos en ese trabajo de campo tanto por el equipo de Andrés de Lima como por las actrices protagonistas de la obra (Carolina Yuste, Nathalie Poza y Carmen Machi), el dramaturgo madrileño, contando con la ayuda de su colaborador habitual Albert Boronat, ha creado una dramaturgia y un argumento en el que se abordan temas como el tráfico de personas, el proxenetismo o la esclavitud sexual.

Tras este proyecto existe, según Andrés de Lima, una idea fundamental: la de dar voz a una serie de mujeres a las que se suele estigmatizar y a las que se suele mirar de un modo unitario y ajustándolas a un arquetipo en el que pocas veces caben matices. Andrés de Lima, en palabras recogidas por el diario El País en un artículo firmado por Raquel Vidales, desea demostrar con Prostitución que no hay una única prostituta y que cada mujer que ejerce la prostitución es distinta a las demás.

El director de teatro madrileño, miembro del grupo Animalario, quiere que su obra de teatro sirva para estimular el debate sobre cómo debe encararse (si es que debe hacerse) la regulación o no de la prostitución. Para ello, de Lima recoge en el texto de Prostitución extractos de obras de escritoras y activistas como Amelia Tiganus y Virginie Despentes. Tanto Despentes como Tiganus ejercieron la prostitución en el pasado y la una y la otra han acabado militando como feministas. Eso sí: desde posiciones radicalmente distintas respecto a cómo debe abordarse la prostitución. Si Despentes ha destacado en los últimos tiempos como adalid convencida de la regulación; Tiganus se ha mostrado públicamente como una acérrima defensora de la abolición. Al recoger ambos testimonios, Andrés de Lima pretende demostrar hasta qué punto el feminismo carece de una respuesta unitaria respecto a la prostitución y respecto a la conveniencia o no de regularla.

Todo el tiempo que ha estado trabajando en Prostitución y la elaboración de la misma, sostiene Andrés de Lima en el mencionado artículo del diario El País, le ha servido personalmente para constatar cómo, poco a poco, su opinión sobre el hecho de la prostitución iba cambiando. Esa evolución en la forma de pensar sobre la prostitución no ha sido exclusiva del director de la obra. Las actrices protagonistas de la misma han expresado la misma opinión que de Lima. A día de hoy, y tras haber conocido de primera mano experiencias personales de mujeres que ejercen la prostitución, sostienen considerarse incapacitadas para llegar a una conclusión clara sobre si la prostitución se debe regular o no. Esto, por supuesto, no impide que todos los miembros del equipo que va a llevar Prostitución al escenario del Teatro Español tengan clara una cosa: y es que es necesario luchar contra la trata y contra la esclavitud sexual. Pero, sin duda, la trata y la esclavitud sexual son una cosa y la prostitución es otra.

Prostitución será un espectáculo de música en directo con claras influencias del cabaré y la revista, dos géneros que, apunta el director de esta obra de teatro sobre la prostitución, nacieron con vocación no solo de reflejar la realidad, sino de criticarla. Prostitución, que podría enmarcarse dentro del llamado “género documental”, quiere cumplir también esa función.