Sexhop Online

La Audiencia Nacional declara nulos los estatutos del sindicato de prostitutas

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha declarado nulos los estatutos sindicales de la Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS). Para el Tribunal, no resulta admisible que el ámbito funcional de actuación de un sindicato comprenda actividades que, como el ejercicio de la prostitución, no pueden ser objeto, por su naturaleza, de un contrato de trabajo.

Al dictar esta sentencia, la Audiencia Nacional ha estimado parcialmente las demandas que en su día presentaron la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla y a las que se adhirió el Ministerio Fiscal. Éste, al adherirse a las citadas demandas, intentaba expresar lo que después expresaba en la vista: que los estatutos de OTRAS, al reconocer como actividad laboral la prostitución por cuenta ajena, reconocía como lícita una actividad, la del proxenetismo, que está tipificada como delito en el Código Penal. En vista a dicho argumento, el Ministerio Fiscal sostuvo durante la vista que el ámbito funcional reconocido en los estatutos de OTRAS resultaba fraudulento.

El sindicato de prostituta OTRAS, por su parte, ha defendido siempre (tal y como vimos en el artículo que le dedicamos en girlsbcn.info tras su registro como sindicato de prostitutas por parte del Ministerio de Trabajo) que su ámbito funcional era el de las actividades relacionadas con el trabajo sexual en todas sus vertientes. Así, además de la prostitución, en el ámbito funcional de OTRAS entrarían, según ha sostenido el sindicato desde su fundación, las actividades realizadas por los trabajadores de alterne, los bailarines eróticos, los actores porno y los empleados y las empleadas de los centros de masaje.

Los magistrados de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional han expresado en la sentencia que, con arreglo al derecho español, no resulta posible la celebración de un contrato de trabajo cuyo objeto sea la prostitución por cuenta ajena. Así, todo contrato de este tipo que se celebre, señalan los magistrados, debe ser reputado nulo.

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional también ha expresado en sus sentencia que admitir el proxenetismo (actividad que el Estado se ha comprometido internacionalmente a erradicar) implicaría admitir el derecho de los proxenetas a crear asociaciones patronales con las que negociar condiciones de trabajo y frente a las que se pudieran adoptar medidas de conflicto colectivo. Y eso, señalan los magistrados, está descartado expresamente por el Tribunal Supremo.

La admisión de los estatutos de OTRAS, señalan igualmente los magistrados de la Audiencia Nacional que han dictado la sentencia en la que se declara la nulidad de aquéllos, implicaría también asumir que OTRAS y los proxenetas, así como las asociaciones de los mismos que podrían formarse, estarían capacitadas legalmente para negociar las condiciones en las que la prostitución podría ejercerse. Esto, señala la Audiencia Nacional, implicaría disponer de una forma colectiva de un derecho de naturaleza personal como es la libertad sexual, entendiendo éste como el derecho que tiene toda persona de decidir con qué persona se mantiene una relación sexual, en qué momento y de qué manera.

Declarando nulo el precepto estatutario en el que se determina el ámbito de actuación del sindicato, los estatutos, señala el Tribunal, quedan declarados nulos en su conjunto.

Al dictar esta sentencia, la Audiencia Nacional ha rechazado pronunciarse sobre la disolución del sindicato de prostitutas, que era otra de las peticiones de las demandantes. Esta pretensión, según establece la ley reguladora de la jurisdicción social, debería tramitarse en otro tipo de procedimiento.

Contra esta sentencia dictada por la Audiencia Nacional cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.