Sexhop Online

Las mujeres recurren cada vez más a escorts femeninas

La encuesta fue realizada en Inglaterra. Según dicha encuesta, el número de mujeres que contratan los servicios de una escort se ha multiplicado por tres en los últimos cinco años. Ese fenómeno, registrado en Inglaterra hace ya un par de años, se está dando también en nuestro país.

¿Qué motivos pueden explicar el hecho de que cada vez sean más las mujeres que contratan una escort?

En primer lugar hay que apuntar a una mayor liberalidad en las costumbres. La mujer se ha liberado de muchos corsés y eso ha permitido que muchas de ellas no sólo reconozcan sin complejos que se masturban o que consumen porno de manera habitual, también ha permitido que muchas de ellas quieran ir en materia sexual un poco más allá de lo tradicional. Si en el caso de los hombres que contratan los servicios de una escort se suele hablar de una motivación derivada de la insatisfacción sexual, en el caso de las mujeres se habla más de una motivación exploratoria. La mujer quiere explorar nuevas formas de vivir su sexualidad y quiere hacerlo, además, sin correr el riesgo de vincularse emocionalmente.

Quienes han analizado el incremento del número de mujeres que contratan los servicios de una escort apuntan que habitualmente la mujer que contrata a una escort responde a un perfil de mujer que se va repitiendo caso tras caso. Ese perfil nos da la imagen de una mujer de entre 40 y 60 años, emprendedoras o trabajadoras cualificadas y bien remuneradas que, llegado un momento determinado de su vida, quieren experimentar nuevas sensaciones eróticas y, en algunos casos, despejar las dudas que pudieran tener sobre su orientación sexual. Para conseguirlo, nada mejor que el ambiente de privacidad y apoyo que pueden encontrar en una agencia de escorts o en la figura de una escort independiente.

La escort contratada por una mujer puede ser bisexual o, en algunos casos, absolutamente lesbianas. Lo más habitual es encontrar las primeras, pero también se puede, en lugares específicos, encontrar las segundas.

Las mujeres que contratan los servicios de una escort, al parecer, son más exigentes y mucho más concretas con los requisitos que debe cumplir la acompañante a la que buscan. Eso indica que la mujer que busca una cita con una escort no busca tanto una satisfacción transitoria de un deseo insatisfecho (como acostumbra a suceder en la mayor parte de los casos de hombres que contratan escorts) como explorar dónde se encuentran sus límites en cuestión sexual.

En Barcelona son muchas las agencias de escorts y las escorts independientes que ofrecen servicio de atención a señoras.