Sexhop Online

Nueva ley sobre prostitución en Israel

El pasado 31 de diciembre, el Parlamento israelí aprobó por unanimidad la Ley de Prohibición de la Prostitución. Con anterioridad a esta ley, Israel había prohibido tanto el proxenetismo como la publicidad de servicios sexuales. Aprobando la Ley de Prohibición de la Prostitución, Israel se ha convertido en el décimo país del mundo en adoptar medidas prohibicionistas respecto a la prostitución. Al aprobar esta ley, Israel sigue la senda marcada en 1999 en Suecia y seguida después por otros países nórdicos de considerar víctimas a las mujeres que se prostituyen y culpables y, por tanto, personas penables, a los clientes.

Según estadísticas proporcionadas por el Ministerio de Asuntos Sociales, en Israel se prostituyen unas 16.000 personas. De estas 16.000 personas, 14.000 son israelíes y, entre ellas, 3.000 menores. La prostitución suele agruparse en la ciudad turística de Eliat, ubicada al sur de Tel Aviv, en el distrito financiero de la capital israelí y alrededor de los clubs de striptease.

La entrada en vigor de la Ley de Prohibición de la Prostitución israleí no implicará la creación de nuevas instituciones. Israel ampliará las ya existentes y, a través de los ministerios de Asuntos Sociales, Educación, Salud y Seguridad, intentará garantizar la asistencia a las víctimas de la prostitución. Los redactores de la Ley de Prohibición de la Prostitución israelí señalan que todas las medidas que se adopten deben fundamentarse sobre dos pilares: la puesta en funcionamiento de programas de rehabilitación y el impulso de medidas educativas que hagan cambiar en el imaginario de las nuevas generaciones el concepto de prostitución.

La Ley de Prohibición de la Prostitución israelí entrará en funcionamiento a mediados del próximo año. Entre otras medidas, se sancionará a los consumidores de prostitución con multas que rondarán lo que al cambio serían unos 500 euros. Para reducir el importe de la multa, los sancionados podrán acogerse a programas reeducativos. En dichos programas, se intentará que los multados tomen conciencia de la situación en la que viven muchas mujeres que se ven obligadas a ejercer la prostitución. En caso de ser detenidos de nuevo por intentar consumir prostitución, los clientes de la misma deberán enfrentarse a multas mucho más elevadas y que, en casos extremos, pueden llegar a los 19.000 euros.

Para financiar el plan de rehabilitación para quienes abandonen la prostitución, el gobierno de Israel duplicará el presupuesto anual, que ascenderá a partir de ahora a unos 22 millones de euros. Los políticos israelíes aseguran que sólo la propia tramitación de la ley ha acarreado una disminución de la demanda de prostitución y un aumento de más de un 200% del número de mujeres interesadas en acogerse a los planes de rehabilitación.