Sexhop Online

Las prostitutas del Raval exigen a Colau el cumplimiento de las promesas electorales

Los cien días de cortesía ya quedaron atrás. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, ya lleva ese tiempo en su cargo. Por eso las prostitutas del Raval miembros de la Asamblea de Activistas Pro-Derechos sobre el Trabajo Sexual de Cataluña han decidido dar un paseo adelante anunciando la formación de una cooperativa y solicitando la cesión de un espacio municipal en el que puedan desarrollar su trabajo. Con esta solicitud, la Asamblea intenta conseguir que se haga efectiva la promesa que, durante la campaña electoral, BComú, la agrupación política liderada por Ada Colau para las municipales al ayuntamiento barcelonés, hizo al colectivo de trabajadoras del sexo del Raval. En aquellos días, BComú prometió trabajar mano a mano con el colectivo de prostitutas para conseguir unas mejores condiciones laborales para ellas.

Dentro de la Asamblea tiene especial peso específico el grupo de Putas Indignadas, un colectivo de mujeres que ejercen su profesión en el barrio barcelonés del Raval. Este colectivo tuvo múltiples enfrentamientos con el gobierno del Alcalde Trias, llegándose a su máximo momento de tensión cuando el Ayuntamiento convergente ordenó que el edificio del número 25 de calle de Robadors (lugar en el que ejercían la prostitución muchas de ellas) fuera tapiado. Hoy, este colectivo solicita que sea ése precisamente el edificio que ceda el Ayuntamiento de Barcelona para que ellas puedan, allí, ejercer su profesión. En dicho edificio se instalaría una cafetería, habitaciones para trabajar y un refugio-hotel en el que poder atender a las víctimas de trata. La idea, según el colectivo de prostitutas del Raval, es tener un lugar “donde las mujeres que sean explotadas puedan recurrir, las que quieran abandonar la prostitución lo puedan hacer y las que estén en situación irregular puedan ser ayudadas”. Ello será posible, afirman, gracias a la autogestión.

El colectivo de prostitutas anunció también que para los próximos 16 y 17 de diciembre están programadas las Jornadas Feministas Alianzas y Trabajo Sexual. En estas Jornadas, y por primera vez en Barcelona, prostitutas de diferentes países se reunirán para debatir, poner en común sus preocupaciones e intentar establecer un modelo feminista de la prostitución. El intento es marcar un modelo de trabajo sexual que pueda hermanarse con los de los movimientos feministas no abolicionistas”.

Fuentes del Ayuntamiento aseguran que siguen estudiando el caso de las prostitutas del Raval para intentar buscar la respuesta y la solución más adecuadas.