Sexhop Online

Prostitutas colombianas realizan su propio periódico

La Esquina. Ése es el nombre, cargado de simbolismo, del diario que un grupo de trabajadoras sexuales del barrio de Santa Fe de Bogotá (Colombia) se encargan de realizar día tras día. La Esquina nació hace ya unos meses, en junio del pasado año, y lo hizo como parte de la iniciativa de un grupo de activistas y humanistas que habían querido dar un paso al frente para ayudar a la comunidad de prostitutas de esta barriada de la capital colombiana.

El editor de La Esquina, Ángel López, es de los pocos trabajadores del diario que no se dedica a la prostitución. El objetivo de La Esquina, ha manifestado López en alguna entrevista, es combatir las complejas dinámicas que suelen establecerse entre pobreza y prostitución. Para ello, sostiene el editor de La Esquina, es fundamental “visibilizar a la comunidad”. Por eso las redactoras de La Esquina escriben sobre temas tan variados como la salud o el patrimonio. Lo fundamental, para hacer de La Esquina un producto atractivo es, afirma López, tratar temas que interesen a todo el mundo. Así, el barrio y la vida de sus habitantes se convierten en materia fundamental de los artículos aparecidos en este periódico realizado por prostitutas.

Otro de los objetivos fundamentales de La Esquina es conseguir que, gracias al poder disponer de herramientas para acercarse “a las nuevas tecnologías, para publicar y visibilizar sus talentos en la ilustración, fotografía, redacción, cuentos…”, las prostitutas del barrio de Santa Fe en particular y de Bogotá en general puedan empoderarse.

Los contenidos de la publicación se deciden tras la realización de un consejo de redacción. Éste tiene lugar los lunes y en el transcurso del mismo donde las prostitutas-periodistas del Bogotá lanzan su lluvia de ideas. Ángel López sostiene que las mujeres que trabajan en La Esquina, muchas de ellas mujeres transgénero, son muy fecundas a la hora de proponer temas y muy creativas.

En la actualidad, las trabajadoras de La Esquina están impulsando una campaña de difusión para llegar a más gente en Bogotá y para poder mostrarse en diferentes puntos estratégicos de la capital colombiana. Esto les serviría para crecer y visibilizarse.

La Esquina se publica, también, en una versión “mural”. Dicha versión se cuelga en las paredes de las calles de Santa Fe. Esto permite a todos los vecinos del barrio acceder a los contenidos de La Esquina.

Las prostitutas colombianas que realizan La Esquina cuentan con el apoyo del Centro de Atención de la Diversidad Sexual (Caids) y de la Fundación MovilizArte.