Sexhop Online

ABITS presenta su informe anual sobre la prostitución en Barcelona

El pasado martes día 23 la Agencia para el Abordaje Integral del Trabajo Sexual (ABITS) del Ayuntamiento de Barcelona hizo público su informe anual. Dicho informe pretende ser una radiografía del ejercicio de la prostitución en la Ciudad Condal.

El informe anual de ABITS se realiza a partir de una serie de entrevistas que los miembros del servicio de atención socioeducativa realizan a lo largo del año. En 2016, concretamente, ABITS realizó un total de 18.762 contactos. Dichos contactos no se corresponden con 18.762 personas distintas. El mismo ABITS reconoce que se pudo entrevistar en diversas ocasiones a la misma persona. En algunas ocasiones, el personal de ABITS contacta con las profesionales del sexo para entregar material profiláctico. En otras ocasiones, los mismos sirven para convencer a las prostitutas de participar en algún tipo de curso destinado a su empoderamiento o, en su caso, a proporcionar la posibilidad de encontrar una salida profesional alternativa al ejercicio de la prostitución.

ABITS recalca en su página web que, a nivel individual, ofrece atención, formación, inserción laboral, acogida y protección, servicio jurídico y representación legal e información y asesoramiento a mujeres que ejercen la prostitución o que son víctimas de explotación sexual al vivir o ejercer su profesión en Barcelona.

Las características de la profesión, el hecho de que gran parte de ella se desarrolle en la sombra y el de que muchas de las profesionales se muevan continuamente geográficamente hace que sea muy complicado calcular y fijar el número de prostitutas que ejercen su profesión en Barcelona. Así, ABITS puede realizar una radiografía de la prostitución en Barcelona basada única y exclusivamente en sus entrevistas. Según dichas entrevistas, el 90,38% de las mujeres que ejercen la prostitución en Barcelona son inmigrantes. De ellas, el 48,46% provienen de Nigeria y el 21,54%, de América Latina.

El informe anual de ABITS constata cómo ha disminuido considerablemente el número de mujeres rumanas que ejercen la prostitución en Barcelona. Si en 2015 el 12% de las prostitutas entrevistadas por ABITS eran rumanas, en 2016 esa cifra se había reducido hasta el 5,77%. ¿A qué es debido este descenso? Los técnicos y técnicas de ABITS apuntan a un retorno de muchas de dichas prostitutas a su país de origen.

El informe de ABITS 2016 sirve también para conocer las franjas de edad más numerosas entre las mujeres que ejercen la prostitución en Barcelona. Según las entrevistas realizadas por la Agencia para el Abordaje Integral del Trabajo Sexual, el 36,15% de las prostitutas que trabajan en Barcelona tienen entre 26 y 35 años. Un 25,38%, por su parte, tendría entre 36 y 45 años.

Según el informe anual de ABITS sobre la situación de la prostitución en Barcelona, el 56,9% de las prostitutas entrevistadas tienen hijos.

El informe ABITS 2016 deja también un dato que ha sido recogido por los principales diarios del país: casi la mitad de las prostitutas que ejercer en Barcelona son, según ABITS, víctimas de la trata de seres humanos. Los técnicos y técnicas de ABITS han señalado que una gran parte de la prostitución no voluntaria está aparejada a situaciones de precariedad que, en cierto modo, las empuja a ejercer la prostitución.

La Agencia para el Abordaje Integral del Trabajo Sexual fue creada en 2006 a través del plan ABITS, aunque no fue hasta octubre de 2011 cuando, gracias a la Medida de Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, la agencia amplió sus funciones y sus líneas de trabajo. En la actualidad, y más allá de las líneas de actuación a nivel individual de las que ya hemos hablado, ABITS ofrece los siguientes servicios a nivel comunitario:

– Trabaja en red tanto con una mesa técnica como con una mesa política.

– Se coordina con otros profesionales, instituciones o estamentos entre los que podríamos destacar, por ejemplo, la Guardia Urbana.

– Intenta realizar una tarea de sensibilización, difusión de la problemática de la prostitución y de formación a ciudadanos y profesionales para que, una vez informados, trabajen en pro de la eliminación de la prostitución o en la mejora de las condiciones laborales de sus trabajadoras.