Sexhop Online

Polémica sobre el vídeo “Hola, putero”

Una nueva polémica en torno a la prostitución. En esta ocasión, el detonante de la misma ha sido un vídeo: el publicado con el título de Hola, putero en Youtube por la periodista Teresa Lozano y la actriz Zúa Méndez. Lozano y Méndez, feministas, se estrenaron como Towanda Rebels publicando un vídeo en su canal de Youtube en el que mostraban su apoyo a la joven que había denunciado la violación de La Manada en Pamplona durante los Sanfermines. Su segundo vídeo ha sido “Hola, putero”. Dicho vídeo ha alcanzado una gran repercusión social. Tanta, que hasta ha sido contestado por diferentes prostitutas.

¿Qué pretendía Towanda Rebels con Hola, putero? Según palabras de Lozano y Méndez, “acabar con el lenguaje maniqueo que a menudo se ve en programas de televisión que abordan el fenómeno”. Lozano y Méndez afirman que el 90% de las prostitutas son obligadas a prostituirse y cargan las tintas contra el usuario de la prostitución. Towanda Rebels acusa al usuario de la prostitución de violación y rechaza que se hable de él como de “clientes”, “consumidores” o, como hemos hecho nosotros, de “usuarios de la prostitución”. Para Towanda Rebels el usuario de la prostitución sólo tiene un nombre: “putero”, y es ese nombre, sin eufemismos, el que debemos utilizar para hablar de él. También rechazan el hablar de trabajadoras sexuales. Si el lenguaje construye el pensamiento, dicen, un lenguaje basado en el uso de eufemismos sólo puede construir un pensamiento falso o erróneo.

El vídeo de Towanda Rebels ha sido muy aplaudido en las redes, pero también ha recibido alguna que otra crítica. Las más duras las han realizado algunas prostitutas y activistas que defienden la libertad de la mujer a la hora de escoger la prostitución como oficio.

Han sido especialmente significativas las críticas lanzadas por la escort Martina Delaterra. Delaterra ha afirmado que ella no se siente en modo alguno “mercancía”, “esclava”, “mujer de segunda” ni “mujer de usar y tirar”. Por eso rechaza las imágenes y el contenido del Hola, putero. Y afirma, orgullosa: “gracias a mi profesión mi hija estudia en un buen colegio y tenemos una calidad de vida óptima”.

Martina Delaterra ha hecho una encendida defensa del oficio y ha proclamado que “la prostitución es un acuerdo hecho en un momento de ocio entre un señor y nosotras”. “Nosotras no hacemos nada que no se haya pactado”, sostiene. “Siempre puedes pedir que no. Y, si no te sientes cómoda, eres libre de marcharte”.

Para Delaterra, vídeos como el publicado por Towanda Rebels o campañas semejantes a la iniciada por Zúa Méndez y Teresa Lozano no sólo no ayudan a las trabajadoras sexuales sino que, al contrario, las perjudican indirectamente. De esa misma opinión es Paula Vip, escort e integrante de Aprosex, la Asociación de Profesionales del Sexo. Paula Vip sostiene que si bajan los clientes debe bajarse el precio de los servicios y una bajada del precio de los servicios resta poder de negociación a la trabajadora sexual y beneficia al cliente que, así, puede exigir más.

Para Paula Vip, al igual que para otras trabajadoras sexuales y activistas como Natalia Ferrari, el vídeo de Towanda Rebels sólo sirve para victimizar a las mujeres que ejercen la prostitución, para estigmatizarlas y para hacerlas más vulnerables.