Sexhop Online

Polémica entre el colectivo Hetaira y la feminista Lidia Falcón

El pasado 28 de febrero de 2017, la famosa escritora y política feminista Lidia Falcón editó en el diario Público un artículo titulado “¿Para qué el pacto de estado sobre la violencia?”. En dicho artículo, Falcón se hacía eco de la voluntad de los partidos del arco parlamentario español de crear una Subcomisión para elaborar un Pacto de Estado contra la Violencia contra la Mujer.

Para elaborar dicho Pacto, los políticos escucharán, durante tres meses, a diferentes personas y colectivos relacionados de modo más o menos directo con la violencia contra la mujer para exponer sus puntos de vista. En su artículo, Lidia Falcón protestaba contra la inclusión en dicho listado de personas y organizaciones de “asociaciones de mujeres de diverso pelaje, ya que de algunas nunca se conoció su afán de eliminar la violencia machista”.

Al realizar esta queja, Lidia Falcón personalizaba su queja en la figura jurídica del colectivo Hetaira con las siguientes palabras: “Así, el más escandaloso de los casos, están invitadas las llamadas Hetairas que se han dedicado durante dos décadas a hacer apología de la prostitución, reclamando su legalización por tratarse de un trabajo “igual a otro cualquiera”, que denominan a las mujeres prostituidas “trabajadoras del sexo” y que incluso han montado una “Escuela de prostitución” en Barcelona, para enseñar a las neófitas a proporcionar a los hombres el placer al que tienen derecho. Como si la prostitución no fuera una de las mayores manifestaciones de la violencia contra las mujeres”.

La queja de Hetaira, el colectivo nacido en marzo de 1995 con la finalidad de combatir el estigma social que recae sobre las prostitutas; para defender sus derechos: a trabajar tranquilas, a organizarse, a sindicarse, a cotizar; para denunciar las agresiones físicas, los chantajes; los abusos de poder y para favorecer su organización en defensa de sus intereses como trabajadoras, no se ha hecho esperar.

Hetaira ha publicado recientemente en el citado diario Público una carta en la que destacaba cómo esta organización defensora de los derechos de l@s trabajadore/as del sexo había sido declarado por el Ministerio del Interior “organización de interés público” y cómo forma parte de las siguientes asociaciones:

  • Alianza Global contra la Trata de Mujeres (GAATW)
  • Red Internacional Europea (TAMPEP)
  • Comité Internacional por los Derechos de Trabajador@s Sexuales en Europa (ICRSE)
  • Coordinadora Estatal de VIH-Sida (CESIDA)
  • Red Global de Proyectos de Trabajo Sexual (NSWP)
  • Plataforma Estatal por los Derechos de las Personas Trabajadoras del Sexo
  • Plataforma CEDAW Sombra España
  • Plataforma No Somos Delito
  • Hetaira, reconociendo la posibilidad de que existan diferencias de pareceres entre los diferentes movimientos feministas, rechaza las descalificaciones vertidas por Lidia Falcón en su artículo y la acusa de realizar con el colectivo de prostitutas lo mismo que hace el “heteropatriarcado”, esto es: discriminar, despreciar las opiniones de las prostitutas y negar a éstas cualquier tipo de derecho.

    Hetaira finaliza su carta de protesta contra las opiniones vertidas por Lidia Falcón señalando que, al contrario de lo que afirma la escritora feminista, no existe una Escuela de prostitución como tal y sí una serie de cursos que, bajo el título Prostitución: nociones básicas para la profesionalización, son impartidos por la Asociación de Profesionales del Sexo de Barcelona (APROSEX). A dichos cursos ya dedicamos en su momento un post en nuestro blog.