Sexhop Online

Fiscal nigeriano en España para luchar contra la trata del vudú

En nuestro artículo “Prostitución nigeriana: de Los Ángeles de la Muerte al vudú como extorsión” nos hacíamos eco de como algunas mafias internacionales de trata de mujeres se servían del miedo a la magia negra, al vudú y a sus efectos para someter y esclavizar a mujeres que, posteriormente, eran trasladadas a Europa para ejercer la prostitución. La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (ONUDC) y el Alto Comisionado por los Derechos Humanos, buscando luchar contra estas mafias dedicadas al tráfico ilícito de migrantes destinadas a la explotación sexual, ha puesta en marcha una iniciativa consistente en llevar un representante judicial de un país del África subsahariana a los países europeos a los que son llevadas las mujeres obligadas a prostituirse para, de ese modo, colaborar con las autoridades locales en el desmantelamiento de esas redes mafiosas. “Actuar contra toda la cadena delictiva, desde los países de origen a los de destino, pasando por los de tránsito” es, en palabras de representantes de las organizaciones que han promovido esta iniciativa, el objetivo principal de la misma.

A España ha llegado ya un enlace judicial nigeriano, según informa em>El País. Este enlace debe colaborar con las autoridades españolas en luchar contra un tipo de delincuencia que, según el Ministerio del Interior, puede ser, a medio plazo, “una grave amenaza de seguridad nacional”. No en vano, durante 2018, y según datos proporcionados por el Ministerio de Justicia, la Policía Nacional realizó 22 operaciones contra organizaciones de este tipo. Gracias a dichas operaciones, la Policía Nacional consiguió detener a 155 personas y liberar a 70 víctimas. De entre éstas últimas, cuatro eran menores de edad.

La llegada del enlace judicial nigeriano, señalan fuentes policiales, puede servir tanto para actuar en origen contra las organizaciones mafiosas dedicadas a la llamada “trata del vudú”, como para proteger a las mujeres que, demostrando un valor que fácilmente podríamos calificar de heroico, se atreven a denunciar a sus explotadores. Esta protección, para ser efectiva, debe alcanzar también a los familiares de dichas mujeres, pues, en muchas ocasiones, es la amenaza directa o indirecta a esos familiares lo que sirve a las redes de trata para chantajear a las mujeres y obligarlas a prostituirse.

Con la llegada del enlace judicial nigeriano para actuar contra la trata del vudú, las autoridades policiales y judiciales españolas intentarán maximizar el alcance de sus investigaciones. Sirviéndose de la presencia del mencionado enlace, los jueces españoles intentarán tomar declaración en Nigeria a testigos y sospechosos de las tramas que operan en Europa. Otro de los beneficios que pueden desprenderse de la llegada del enlace judicial nigeriano será la agilización de los trámites judiciales cuando deba realizarse, por ejemplo, alguna comisión rogatoria.

El enlace judicial nigeriano es un fiscal y trabajará en España durante un período inicial de seis meses. Si los resultados son positivos, la Oficina de Naciones Unidas contra el Crimen se planteará la posibilidad de prorrogar en el tiempo la presencia del enlace judicial nigeriano en nuestro país. Éste, durante sus primeras semanas, se reunirá con distintos actores implicados en la problemática de la lucha contra las mafias de la “trata del vudú”. Tras recopilar información, regresará a Nigeria para, una vez allí, agilizar la colaboración de las autoridades de su país con las autoridades españolas en casos concretos. Para poder cumplir dicha misión, el enlace judicial nigeriano deberá permanecer en el anonimato. No hacerlo pondría en riesgo su vida y la de sus familiares.