Sexhop Online

Derechos laborales para las prostitutas

La sentencia creará polémica. La ha dictado un Juez de lo Social de Barcelona y ha determinado que las trabajadoras del sexo tienen derechos laborales. La sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, pone fin en primera instancia a un litigio que se inició cuando varios inspectores de trabajo, acompañados de funcionarios de la Policía Nacional, entraron en 2012 en lo que se anunciaba como un centro de masajes.

En aquel centro de masajes había, en el momento de llegar la policía, tres trabajadoras del sexo. Todas afirmaron estar allí por voluntad propia y cobrar comisiones por los servicios sexuales que prestaban durante las ocho horas que permanecían en el centro de masajes. Al afirmar que se dedicaban a las tareas de la prostitución libremente, sin coacción y de manera no forzada, quedaba excluida la posibilidad de que de la intervención policial se derivara un juicio penal. Quedaba, sin embargo, pendiente de dilucidar, si la tarea que llevaban a cabo aquellas tres mujeres en el centro de masajes debía ser regularizada mediante un contrato laboral o no.

La propietaria del centro de masajes sostenía que las prostitutas prestaban sus servicios por cuenta propia. Los inspectores de trabajo, sin embargo, sostenían que toda la actividad de las tres masajistas eróticas se realizaba por encargo de la empresa. Si era así, lo que existía entre la propietaria del centro de masajes y las prostitutas era una relación laboral.

Eso, exactamente, es lo que ha dictaminado el Juez de lo Social: que las tres prostitutas, de manera libre, sin coacción y de manera no forzada, prestaban servicios de prostitución por cuenta de la empresa demandada, bajo su dirección y dependencia. Es decir: que mantenían una relación de carácter laboral con la empresa. Al aceptarse la existencia de dicha relación laboral, se dictamina el derecho de dichas prostitutas a tener un contrato laboral y, con ello, a ser inscritas en la Seguridad Social con todas las consecuencias de atención sanitaria y derecho a futura pensión que de ello se deriva.

La pregunta que mucha gente se ha hecho es: ¿se puede tener contrato laboral de un trabajo que se considera ilegal? La argumentación del Juez de lo Social que ha firmado la controvertida sentencia es clara: es ilegal el proxenetismo y la prostitución forzada; no el ejercicio en sí de la prostitución. Lo que dictamine el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya cuando trate el recurso a la sentencia comentada puede abrir la vía para una nueva jurisprudencia laboral sobre el trabajo sexual.