Sexhop Online

Propuestas para sancionar al cliente de la prostitución

La proximidad de las elecciones municipales (se celebrarán el próximo 24 de mayo) ha servido para que las distintas fuerzas políticas lancen sus propuestas sobre cómo enfrentar el tema de la prostitución. Mientras hay fuerzas políticas, como es el caso de Ciudadanos, que proponen legalizar y regular la prostitución combinando dicha legalización con un intento de lucha contra las mafias y la explotación de las personas; hay otras que proponen sancionar al cliente de la prostitución como medio para acotar dicha actividad.

Entre los grupos políticos que optan a la alcaldía de Madrid y que defienden la opción sancionadora del cliente de la prostitución figuran Unión, Progreso y Democracia (UPyD) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). David Ortega, como candidato de UPyD a la alcaldía de la capital española), y Antonio Miguel Carmona, como candidato al mismo puesto por parte del PSOE, han defendido recientemente dicha opción.

David Ortega, pese a reconocer discrepancias a nivel nacional en el seno de su partido, se declara seguidor de la línea que han seguido países como Suecia, Finlandia o Noruega. Ortega, criticando la actitud de la actual alcaldía de Madrid, mantiene que no tiene sentido esconder la prostitución sacándola de las calles de Madrid para llevarla a nuevos puntos de la Comunidad. A este respecto, Ortega citaba hace unos días dos puntos geográficos muy simbólicos de Madrid y su entorno: la Casa de Campo (como lugar en el que tradicionalmente ejercían gran número de prostitutas callejeras) y la Colonia Marconi (un polígono industrial de Villaverde al que se ha trasladado a gran número de profesionales del sexo que antes trabajaban en la Casa de Campo). Las multas disuasorias a clientes sería, según el candidato de UPyD, una buena manera de luchar contra la prostitución.

La misma línea de actuación es la que apoya el PSOE para la alcaldía del Madrid en boca de su candidato al puesto. Dejando claro que en caso alguno serán sancionadas las prostitutas, Antonio Miguel Carmona ha defendido las multas a clientes que “demanden o negocien servicios sexuales en la calle”. Junto a esta medida, Carmona ha defendido la puesta en marcha de servicios y programas especiales de protección social y la búsqueda de acuerdos con medios de comunicación y agencias de publicidad para evitar la difusión de anuncios que publiciten los servicios de los trabajadores y trabajadoras del sexo.

Junto a estas dos propuestas sancionadoras y punitivas, y de cara a las próximas municipales, destaca la opción defendida por Esperanza Aguirre, candidata del Partido Popular (PP) a la alcaldía. Aguirre, desmarcándose de la postura tradicional que su partido ha mantenido ante la problemática de la prostitución y la trata de mujeres, ha defendido, al igual que Ciudadanos, la legalización de la prostitución y su regulación.

Como siempre que se habla de prostitución, el debate está abierto. Los matices a tener en cuenta al encarar dicho debate son muchos y las discrepancias en el seno de los partidos plasman perfectamente las dificultades a la hora de buscar consensos entre grupos políticos distintos.