Sexhop Online

Desmantelada una red de trata de mujeres en Marbella

Trece personas detenidas. Ése es el resultado del operativo policial que esta mañana se ha desarrollado en Puerto Banús (Marbella, Málaga) contra una banda mafiosa búlgara que, controlando el negocio de la trata de mujeres en Marbella, quería controlar la prostitución en toda la costa malagueña.

El Ministerio del Interior ha anunciado que entre los detenidos figuran 24 personas de nacionalidad búlgara, cuatro españoles, un francés y un albanés. Las detenciones se han producido, además de en la citada Marbella, en Algeciras y en Torremolinos.

El operativo ha sido llevado a cabo gracias a la acción coordinada y conjunta de 115 agentes de la Policía Nacional y de la Policía búlgara. Coordinadas por Europol y Eurojust, las dos policías han liberado también a 13 víctimas de la banda mafiosa búlgara.

La banda poseía cuatro viviendas en Puerto Banús. En esas viviendas, cuatro mujeres se encargaban de cobrar los servicios. Para hacerlo, utilizaban Terminales de Punto de Venta (TPV) asociados a diversas empresas que formaban parte del entramado delictivo. Dicha red de empresas servía a la banda no sólo para blanquear los ingresos. También servía para convertir dichos ingresos en dinero en efectivo que era devuelto en metálico a los miembros de la banda búlgara.

Fuentes de la investigación han apuntado en su comunicado que en numerosas ocasiones la banda búlgara se aprovechaba de la intoxicación alcohólica de los clientes para efectuar cargos abusivos y fraudulentos en los TPV. Tampoco se descarta que, en alguna ocasión, la banda recurriera al uso de otro tipo de sustancias para anular o trastocar la voluntad de los clientes.

Los 27 registros domiciliarios que se han realizado han servido para intervenir 30 gramos de cocaína, diez terminales TPV, 62.096 euros, 1.960 libras esterlinas, 152 dólares USA y cantidades menores de otras divisas. El operativo policial ha supuesto también el bloqueo de un número indeterminado de cuentas corrientes y activos financieros.

La banda búlgara disponía de seis propiedades inmobiliarias, quince coches y tres motocicletas.

La investigación que ha concluido con el desmantelamiento de la banda se inició en septiembre de 2014. Comerciantes y vecinos de Marbella constataron cómo la prostitución callejera, así como el consumo de estupefacientes, había aumentado de una manera significativa. A sus continuas denuncias se sumó un hecho que sería decisivo para la puesta en marcha de la investigación. El hecho al que nos referimos fue una denuncia realizada por una mujer búlgara que aseguraba haber escapado de unas personas que la obligaban a prostituirse en la zona marbellí de Puerto Banús.

El trabajo de los investigadores permitió constatar cómo cada noche llegaban a la zona un mínimo de dos furgonetas cargadas de mujeres que se encargaban de ejercer la prostitución por las calles de Puerto Banús. Cuando contactaban con algún cliente, las prostitutas se dirigían a una serie de viviendas para, una vez allí, consumar el servicio sexual. Acabada la noche, las trabajadoras sexuales eran devueltas a Torremolinos. Allí, al parecer, vivían las prostitutas con sus explotadores, que en algunos casos eran sus parejas.

En muchos casos, estas prostitutas eran captadas en las zonas más deprimidas de Bulgaria y, en muchas ocasiones, gracias al método del lover boy, del que ya hemos hablado en este blog en alguna otra ocasión. Traídas a España (aterrizaban en Málaga) eran conducidas a los pisos de Torremolinos, donde residían. Una vez allí, las mujeres traídas desde Bulgaria eran informadas de la obligatoriedad de prostituirse. Las amenazas eran las mismas que hemos visto en otras ocasiones en los que hemos tratado sobre la trata de mujeres. Si las mujeres se negaban a prostituirse eran maltratadas y avisadas de que, en caso de persistir en su actitud, se infligirían daños a sus familiares.