Sexhop Online

Presentación de la Agrupación Feminista de Trabajadoras del Sexo (AFEMTRANS)

La presentación oficial tuvo lugar el pasado 7 de octubre en Fuencarral, 18 (Madrid), en la sede del Colectivo Hetaira. Las trabajadoras del sexo del afamado Polígono de Villaverde/Marconi hicieron pública su decisión de asociarse en la Agrupación Feminista de Trabajadoras del Sexo para el apoyo, crecimiento y fortalecimiento mutuo (AFEMTRANS).

El Polígono Marconi, situado en la localidad madrileña de Villaverde es uno de los puntos neurálgicos de la prostitución callejera de la capital. En él, alrededor de 300 prostitutas ejercen su profesión. En los últimos tiempos, las noticias sobre el polígono han sido abundantes. En ellas se hablaba de cómo, desde la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana, había aumentado considerablemente el número de multas impuestas a prostitutas y clientes de la prostitución. Éste, entre otros, ha sido el motivo de que las trabajadoras sexuales de la zona se hayan asociado para formar AFEMTRANS.

La presentación de la asociación corrió a cargo de Fernanda Valdés y Patssy Martínez. Estas dos trabajadoras sexuales, actuando como portavoces de sus compañeras, declararon que si habían decidido, en un momento de su vida, ejercer la prostitución, había sido por voluntad propia, sin que mediara presión alguna y nunca como consecuencia de una situación de trata de blancas.

Las portavoces de AFEMTRANS recalcaron el hecho de haber decidido libremente ejercer la prostitución y se declararon “mujeres valientes, con poder y, sobre todo, capaces de enfrentarse a las miradas que las desprecian por ser prostitutas” y que tenían la valentía de ejercer cada día su profesión para sacar adelante a sus familias.

Fernanda Valdés y Patssy Martínez denunciaron cómo la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana, los grandes despliegues policiales realizados en el polígono para efectuar controles de migración, los múltiples controles de alcoholemia y la progresiva degradación de las zonas de trabajo dificultan enormemente su trabajo, que se ha visto afectado durante los últimos meses de manera francamente negativa.

Las trabajadoras sexuales que componen AFEMTRANS manifestaron su voluntad de ser partícipes en todas las decisiones que se tomen en materia de prostitución y expusieron públicamente sus objetivos y deseos primordiales.

El primero de ellos, fundamental, es la derogación inmediata de la Ley de Seguridad Ciudadana impulsada por el gobierno del Partido Popular y aprobada gracias a la mayoría absoluta que dicho partido posee en el Congreso de los Diputados.

Otro objetivo, también prioritario, es mejorar las relaciones con el vecindario del polígono Marconi (empresas y residente) para que se incrementen los niveles de respeto y cordialidad mutua. Las trabajadoras sexuales de AFEMTRANS piden que se instalen papeleras y cubos de basura para, de ese modo, y de manera activa, aumentar la limpieza e higiene de la zona. Para las trabajadoras sexuales del polígono Marconi, conseguir un espacio apto para el trabajo es fundamental no sólo para que éste pueda realizarse de manera adecuada, sino también para causar las menos molestias posibles a unos vecinos que, durante los últimos tiempos, han mantenido unas relaciones algo tensas con las profesionales del sexo de la zona.