Sexhop Online

Acosador y maltratador con trastorno psiquiátrico

Experiencia reportada en: Barcelona
Tipo: Acoso y maltratos
Fecha reporte: 16/07/2013

Este contenido ha sido restringido solo para usuarios conectados. Por favor, inicia sesión para ver este contenido.

Relato de la experiencia

Quiero informarles que estoy siendo víctima de una persona que en base a denuncias, malos tratos y demás me veo en obligada a no publicar mi anuncio porque tengo miedo.

Este contenido ha sido restringido solo para usuarios conectados. Por favor, inicia sesión para ver este contenido.

Mide 1,67m de estatura, es de compresión delgada, piel blanca, pelo canoso, de unos 43 años, ojos color miel, mirada fija y penetrante que da miedo. Y va muy bien vestido.

Se pasa los días en la puerta de mi piso, me sigue, me persigue a todos los sitios. Estoy ya muy afectada y me amenaza que si sigo así, será tremendo para mi porque hablará, o sea me amenaza que dirá que trabajo de escort. Este hombre es un cliente que al principio parece lo más dulce y simpático pero esta medicado psiquiátricamente, porque tiene un síndrome obsesivo compulsivo, por lo tanto quiero informar al resto de chicas.

Sabe dónde vivo por que me ha seguido y me ha llama por el portero automático con insistencia. Me persigue del piso a mi parking de mi casa gritándome por que trabajo. Me promete sumas extraordinarias de dinero y me pide que deje de trabajar y vaya a vivir con él. Esto pasa constantemente hasta que ayer me maltrató en la misma puerta de mi piso. Me confesó que le había hecho esto a otras chicas.

Todo comenzó un día que llegó al piso, inspeccionándolo todo. El mismo contaba que se había ido de varios sitios sin más, dejando a las compañeras desconcertadas. Conmigo no ocurrió porque me dijo que era la de la fotos. Él se muestra muy amable pero cansino, haciéndote trabajar mucho y ponerte en varias posturas a tal punto de cansar, además de estirar el tiempo al límite. Se toma el tiempo del mundo y yo como suelo ser atenta con los clientes, se quedó más tarde. A las pocas citas ya me pidió que no me fuera a ningún sitio, que se había enamorado. Entonces empezó a venir cada día y yo le decía que yo no quería nada, entonces el me empezó a pagar más. Se empezó a obsesionar conmigo hasta tal punto de custodiar el portal, cada día más hasta estos días que fueron los peores.